martes, 14 de abril de 2009

Os regalo la primera poesía que aprendí siendo aún muy chico


Juego mi vida, cambio mi vida,
de todos modos
la llevo perdida...

5 comentarios:

Ruth L. Acosta dijo...

Pues fíjate Dean, que es curioso, pero esa poesía, con pocas letras dicen mucho... creo que se parece a ti...

Un beso desde México, gracias por pasar por mi espacio.

Ruth L. Acosta dijo...

Wow! Tienes razón... disculpa, no la había leído completa... es hermosa, creo que tuviste un buen comienzo... pero las primeras letras, es la antesala a palabras tan hermosas... con razón te gustó y te la quedaste...

Gracias por ofrecérmela completa...

Saludos desde México, es un placer leerte.

Fabiana dijo...

mmmm, poemas de cuando niños.... me vino a la memoria el primer poema que me aprendí, que decía: "Muchachuelo de brazos cetrinos, que vas conm tu cesto rebosante..." es de J. de Ibarbourou. Pero el que mencionas no lo recuerdo. Igual gracias por hacerme recordar mis primeros poemas.
Un abrazo.

Montse dijo...

Pero corazón, nos la prestas!!! Parece casi un haiku, y no debes perderla!!!

Me gusta la foto de la botella. Ya me gustaría a mi recibir una pero es que por el Manzanares no suben, cachisssssss.

En fin, algún día me iré a vivir cerca del mar solo para mandar una botella con mensaje.

Gracias por el préstamo y muchos besitos corazón

Ana dijo...

Pues encierra mucha verdad esa poesía...
Muchos besos.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>