jueves, 12 de marzo de 2009

Reduccion de costos en el Hotel


Aunque una reducción de costos pueda ser compleja y difícil, sus ventajas son tales que la hacen aparecer aceptable sin reservas, tanto por la dirección como por los jefes y mandos medios; pero en realidad, no es exactamente así. Lo cierto es que se encuentran obstáculos tan serios como efectivos:
-Los empleados interpretan cualquier programa de reducción de costos como si estuviera diseñado para reducir puestos de trabajo.
-Existe la psicológicamente explicable, habitual resistencia al cambio.
-Los recelos son engendrados en virtud de la falta de formación
-Como medida defensiva suele bajar el ritmo de trabajo.
-Hay una actitud de incredulidad debida a los fracasos del pasado.
-Los programas de reducción de costos han de competir con muchas otras tareas que demandan el tiempo y la atención de los jefes de departamento.
-No siempre puede disponerse de personal adecuado (en realidad casi nunca se dispone de él), ya que la cualificación es muy escasa en este sector.
-Hay interese individuales y celos.
-Los mismos jefes son incapaces en muchos casos de ver las grandes oportunidades de reducción de costos y de señalar cuando y por que pueden efectuarse economías.
-Hay interferencia entre departamentos en lugar de haber colaboración.
-Los obstáculos financieros impiden el progreso.
-Las condiciones físicas del hotel como son: la falta de espacio, y de algunos otros recursos demasiado costosos a priori.

COMO VENCER ESTOS OBSTÁCULOS:

-La reducción del costo debe ser una función continuada y un estado de conciencia.
-Todo el mundo debe entrar en relación con ella dentro del hotel, hay que ser generoso en las explicaciones, a menudo los empleados son los que proponen las soluciones mas racionales, una persona nunca se opondrá a un cambio sugerido por ella misma, pero generalmente se resistirá si se le fuerza a hacer una molificación.
-Se debe insistir en las ventajas, lo que le beneficia al empleado, para su estabilidad y continuidad de su empleo, hay que ganarse la confianza de los empleados, los jefes de partida juegan aquí un papel fundamental, ya que están en contacto permanente con el resto del personal.
-La alta dirección debe dar un apoyo activo, continuo e inestimable, y esto debe conocerlo todo el personal.
-El espíritu de competición puede ayudar a vencer obstáculos y dar entusiasmo a las propuestas.
-Motivar y premiar al personal ayuda notablemente.
-Todo mundo debe entender que lo que se busca es mejores resultados con menos trabajo, y que todos saldrán beneficiados.

No hay comentarios:

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>